Consejos para separar a dos felinos que están peleando: cómo evitar que peleen

Si quieres conocer los mejores consejos para separar a dos gatetes que están peleando, debes leer este artículo. Te dará consejos sobre cómo conseguir que tu gato se calme y poner fin a las peleas. Hay cosas que debes hacer cuando intentas que tu gato deje de pelear. No es difícil de hacer, pero requiere algo de tiempo y paciencia.

Primero debes entender por qué pelea tu minino en primer lugar. Hay una diferencia entre los gatitos que pelean porque tienen un problema y los mininos que pelean simplemente por el juego. Esto es una gran parte de lo que vemos con las peleas entre gatos. Un gato que quiere jugar suele estar tranquilo, pero cuando eso sucede, debes hacer algo. Puede pensar que solo necesita dejarlos jugar. Si continúan peleando, deberá tomar medidas para ayudarlos a resolver sus diferencias.

Cuando hagas esto, tendrás que asegurarte de que estás jugando con el michi que está tranquilo y feliz y de no permitirle que juegue con un felino que está enojado o molesto. Aquí es donde entra en juego el «juego». Debe tener una comprensión muy clara de la razón por la que estos gatos están peleando en primer lugar. Esto es para que pueda ver si su michi realmente está siendo un problema o si solo está jugando un juego. Si están jugando, necesitas encontrar una manera de que se calmen y dejen de pelear.

Si tu gato está jugando un buen juego y no le dejas ganar, entonces no es un problema. Probablemente sea solo una forma de divertirse. Si ves que estallan peleas con regularidad, entonces querrás tomar medidas.

Uno de los mejores consejos para que tus michis dejen de pelear es intentar hablar con ellos sobre sus problemas. Cuando hagas esto, verás que dejarán de luchar. Se darán cuenta de que no pueden ganar a menos que pierdan y dejarán de luchar. Una vez que comprendan que están perdiendo, comenzarán a comprender que esto no es algo bueno y que deberían dejar de hacerlo.

Si sus felinos no se hablan entre sí, esto no funcionará. Tienes que forzar el problema. Hay dos técnicas diferentes que puede utilizar y que funcionarán. una vez que sus gatos hablen entre sí. Estas técnicas incluyen: comandos verbales como «juguemos», «juega bien» puedes jugar «, etc.

Si sus gatos no se comunican entre sí mediante órdenes verbales, este es un buen momento para comenzar a entrenar a su gato. Asegúrate de tener una base firme de disciplina con tu gato porque esto hará que te escuche y siga tus órdenes. Si eres constante y sabes lo que se supone que deben hacer, entonces esta es una buena oportunidad para hacerles entender que tú eres el jefe. Cuando tus felinos se enfrentan entre sí, es importante corregirlos y podrás aprender a controlarlos juntos.

También debe recordar que si no va a hablar con ellos, tendrá que ir, agarrarlos a ambos y hablar con ellos. Deberá hacer esto de una manera muy suave. Deberá detenerlos en seco y no debe lastimarlos. No querrás asustarlos con esto porque puede hacer que peleen.