Por qué debería hacer una limpieza bucal para los dientes de su gato

Los dientes de los gatos son sensibles e incluso pequeños cambios en sus hábitos alimenticios pueden causar problemas en los dientes, por lo que es esencial que vigile de cerca la salud dental de su gato. Es importante asegurarse de que los dientes de su michi estén limpios y sanos para evitar la posibilidad de desarrollar problemas de salud graves, como caries.

¿Qué debe hacer cuando descubra que su michi necesita que le limpien los dientes? Echemos un vistazo a las razones por las que debes limpiarle la boca a tu gato.

Los gatos pueden ser muy tercos y aburrirse fácilmente. Si quieres mantener feliz a tu gato, debes vigilar su salud dental. Si tu michi come algo que es demasiado agrio o tiene mucha placa, entonces puedes intentar darle una limpieza bucal. Cuando tu gato ingiere algo que es demasiado ácido, el cuerpo intenta neutralizar el ácido que contiene produciendo saliva, lo que ayudará a neutralizar el ácido. Sin embargo, la saliva producida no será necesariamente suficiente para evitar la acumulación de placa y sarro.

Si su felino come demasiada comida, las glándulas salivales no podrán evitar que se acumule el sarro. Esto hará que los dientes de tu gatete se vuelvan más sensibles y le resultará difícil comer correctamente, por lo que es posible que desees intentar cepillarlos.

Cuando su gato ingiera algún tipo de sustancia que contenga sarro, es posible que desee lamer el sarro. Lamer el sarro hará que el gato escupe el material por la boca. Esto hará que se acumule más sarro en la boca y le dará a los dientes de su felino un sabor desagradable.

Otro motivo por el que debes hacerle una limpieza a tu gatete es si ves que tiene pequeñas partículas de comida alojadas entre los dientes. Si esto le sucede a su gato, probablemente querrá intentar quitar las partículas de comida y limpiarle los dientes. Para eliminar las partículas de comida, puede usar un cepillo de dientes para mininos o un hisopo de algodón humedecido en peróxido de hidrógeno.

La tercera razón por la que debes hacer una limpieza bucal para los dientes de tu michi es si tu gato está masticando algo que es duro. para quitarlo, como un objeto de metal, y luego morderlo, deberá usar un cuchillo afilado para raspar el objeto de los dientes de su gato. Si usa un cuchillo con un borde desafilado, puede dañar las encías del gato, lo que podría hacer que sangren. Además, si el cuchillo entra en contacto con un objeto con el que es difícil raspar, como un hueso o alguna otra superficie dura, puede causar una ruptura en la piel.

Estas son tres razones por las que debes hacer una limpieza bucal para los dientes de tu gato. Si los dientes de su minino están sucios, o si es necesario limpiarlos, es posible que desee buscar una solución simple que no requiera que su felino se someta a una cirugía.

Cuando se trata de limpiarle los dientes a tu gato, el método más sencillo es usar un poco de agua. Todo lo que tiene que hacer es agregar unas gotas de enjuague bucal y una taza de bicarbonato de sodio en un recipiente que contenga media taza de agua. Luego, coloca a tu felino en el recipiente, abre el agua y frota suavemente los dientes de tu minino en la mezcla hasta que estén completamente limpios.

También puede utilizar un limpiador de comida para perros seco para limpiar los dientes de su gato. Al usar un poco de bicarbonato de sodio y agua y algo de comida seca para perros, puede limpiar fácilmente los dientes de su gatete y mantenerlos saludables. Los ingredientes del limpiador de alimentos ayudarán a disolver el sarro para que no se pegue a los dientes.

La cuarta razón por la que debes hacer una limpieza bucal para los dientes de tu gato es si notas que tu gatito se está rascando los dientes. Luego, debes limpiar los dientes de tu minino con un paño húmedo humedecido en agua oxigenada.

La quinta razón por la que debe hacer una limpieza bucal para los dientes de su gato es para reducir el riesgo de que su gatito muerda a otro animal o se lastime al morderse los dientes. Si usa estos cinco consejos, notará una reducción en las posibilidades de que su gato se muerda los dientes.